Me gustaría contestar estas preguntas: ¿Quiero que mi organización perdure?, ¿Qué no voy a repetir de mis jefes en mi dirección?, ¿Cómo voy a gestionar mi Talento Humano?, ¿Qué tipo de liderazgo voy a aplicar?, ¿Cuánto conozco del pasado para mejorar el futuro?. Para contestar estas preguntas debo investigar en el pasado.

Es importante tomar en cuenta lo sucedido antes de nuestros días, para tomar lo mejor de dichas prácticas y llevarlas a altos niveles. Si no existían bases, voy a poner los primeros cimientos; si existen antecedentes estos me permiten analizar, validar y optimizar lo trabajado. Todo esto para mejorar la gestión que se haga a corto, mediano y largo plazo.

Esta publicación nos va a llevar sobre la vida de: Frederick Winslow Taylor, quien fue  denominado: “Padre de la Administración científica”. Vamos a verificar su aporte a la gestión moderna.

Biografía:

220px-Frederick_Winslow_Taylor_crop

Frederick Winslow Taylor (1856 – 1915).- Ingeniero industrial y economista. Nació y falleció en Filadelfia – Pensilvania (Estados Unidos). Su padre fue abogado. Lo que sugiere una vida económicamente acomodada, sin embargo, Taylor vivió de forma sencilla como cuáquero. Estudió su carrera profesional en el: Stevens Institute of Technology. Desde joven empezó a perder la vista, de complexión débil, lo que le impedía rendir en los deportes como el tenis o el béisbol. Esto lo llevó a estudiar a sus compañeros y jugadores, procuraba mejorar el rendimiento del esfuerzo físico de los jugadores; incluso diseñó instrumentos mejorados para el juego.

Ya adulto trabajó en una fábrica de metal, ingresó como maquinista, luego pasó a ser el capataz. A los 6 años fue el director de investigación hasta llegar a ser el jefe de las máquinas.

En 1911 publicó: “The Principles of Scientific Management” en esta publicación se marcó como metas:

  1. Demostrar las pérdidas económicas a nivel país por la ineficiencia de acciones diarias de los trabajadores.
  2. La cura de la ineficiencia está en administración sistemática y no en buscar un hombre inusual o extraordinario.
  3. Demostrar que la mejor administración es la ciencia:

Apoyado de leyes definidas, reglas y principios como fundamento.
– Mostrar que los principios fundamentales de la administración científica son aplicables a toda clase de actividad humana.

En su estudio. Taylor llega a cuatro principios de la gestión científica veamos:

Los4PrincipiosTaylor

Experimentos:

Los principios mencionados anteriormente los determinó y fundamentó por medio de dos experimentos que menciono de forma general a continuación:

Uso de palas:

Taylor cambió el tipo de pala y su capacidad dependiendo del material a movilizar por el trabajador; si se trataba de hierro o si se trataba de carbón. El peso levantado por carga de peso variaba según el material, donde las palas más grandes se usarían para mover carbón, mientras que las palas pequeñas se usarían para mover hierro. Esto incrementó la producción por trabajador.

Métodos de manipulación:

Con los trabajadores que manipulaban los lingotes de hierro. Aquí, Taylor ofreció una bonificación al trabajador si seguía las instrucciones que él determinó. Luego ese trabajador pasó de transportar 12.5 toneladas a 47 toneladas. Es decir, un incremento del 300%, el trabajador incrementó su ingreso en 60%. El resultado: coste laboral más bajo por tonelada de transporte; a pesar de pagar más al trabajador.

Lecciones aprendidas de Taylor:

Si bien Taylor no supo que estaba sentando los cimientos de la gestión moderna, dejó las siguientes lecciones:

  1. La organización y gestión deficiente ocasionan problemas en los trabajadores.
  2. La selección de trabajadores, formación y compensación deben regirse por los principios científicos.
  3. La personalidad y las habilidades de los trabajadores son papel importante para la productividad.
  4. Las normas de un grupo influyen en el comportamiento de los trabajadores.
  5. El desarrollo de cada trabajador va a su mayor capacidad física.
  6. La administración debe trabajar de forma cooperativa en el rol de apoyo.

Video explicativo:

https://www.powtoon.com/c/blbTtJ7071d/1/m

Conclusiones

  • Si bien Taylor vivió en el siglo XIX, su publicación a inicios del siglo XX fue el factor de cambio sobre los criterios empresariales del siglo. Y me atrevo a decir que sigue en el siglo XXI.
  • Establecer cambios a favor de capacitar al trabajador y darle la posibilidad de crecer en su empresa conforme se especializa era cambiar la visión y ampliar el espacio de trabajo para más trabajadores.
  • A mi criterio su influencia positiva fue en el sentido de equilibrar la distribución del trabajo entre el trabajador y el equipo de gestión, sin embargo, es negativo considerar al trabajador como un ser mecánico, también resulta un aporte nefasto a la gestión del siglo XXI.
  • Es el reto del emprendedor y del gestor de talento humano del siglo XXI tomar las buenas ideas de Taylor y mejorarlas para aplicarlas en esta sociedad globalizadora.

 

Referencias:

  • lKermally, S. 2004, “Gurus on people management”, Thorogood Publishing Ltd, pp. 100-150.
  • lBlake, A.M. & Moseley, J.L. 2011, “Frederick Winslow Taylor: One Hundred Years of Managerial Insight”, International Journal of Management, vol. 28, no. 4, pp. 346-353.
  • lLauer Schachter, H. 2016, “Frederick Winslow Taylor, Henry Hallowell Farquhar, and the dilemma of relating management education to organizational practice”, Journal of Management History, vol. 22, no. 2, pp. 199-213.

Por: Nora Jiménez Salinas 

uc3m

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s